Sobre nuestra institución - Último Recurso

Vaya al Contenido

Sobre nuestra institución

Institucional
Último Recurso es una Organización No Gubernamental (ONG) introductora de la Suicidología en el Uruguay. Fue fundada en 1989 por el Hermano Franciscano Pedro Frontini, (C.I.P.F.E.) y por la Dra. Silvia Peláez.
Nuestra línea fue la primera que asistió a todo el país, las 24 horas,
los 365 días del año.
Realizamos asistencia en crisis en forma personal, psicoterapia focalizada, suicidológica y tratamiento a sobrevivientes de suicidio (postvención). Es la única institución en cuya área docente se forma en Suicidología, intra y extra institucionalmente, y se supervisa a profesionales que trabajan en terapia de crisis y en situaciones de riesgo suicida.

Nuestro objetivo es la prevención del comportamiento suicida a través de:
    • PROMOCIÓN
    • PREVENCIÓN
    • INVESTIGACIÓN Y FORMACIÓN ACADÉMICA
    • POSTVENCIÓN
El suicidio no es un tema exclusivamente médico-psicológico, sino que por su complejidad debe ser abordado también desde lo antropológico, lo sociológico, lo cultural, lo psiquiátrico, lo biológico, lo religioso, lo bioético y desde una perspectiva de género entre otros.
La simplificación al opinar de esta problemática, inclusive de los profesionales de la salud, quienes estamos atravesados por los mismos mitos que el resto de los pobladores, ha llevado, junto con otras causas a que el suicidio sea un problema de la Salud Pública aquí y en el resto del mundo.

Las tasas de suicidio han aumentado aproximadamente en un 60% en los últimos 45 años. Estas se han incrementado a costa de las poblaciones de 40 años y de 20 años de promedio, siendo entre los más jóvenes una de las tres principales causas de muerte. Sin embargo, en el Uruguay las tasas aumentan a medida que aumenta la franja etaria siendo los viejos población de alto riesgo.

En el año 2000 murieron aproximadamente 1 millón de personas por dicha causa. Muere por suicidio una persona cada 40 segundos en el mundo y se realiza un I.A.E cada 1-2 segundos aproximadamente. Y en Uruguay de 1 a 2 personas por día.

El suicidio no empieza ni termina con el acto del suicidio o su intento individualmente, es portavoz de un proceso colectivo que desemboca en el acto suicida (suicidio o I.A.E.) y que comenzó antes en tiempo y circunstancias y su efecto continúa directamente sobre un promedio de 6 personas, los sobrevivientes. Asimismo, es posible constatar otros daños, a saber, de índole económica, como el costo de días de C.T.I. en donde algunas investigaciones demuestran que hay meses en que se ocupan 21 días por tareas relacionadas con el I.A.E. en una de las mutualistas de más socios de Montevideo.

Otro logro de nuestro equipo de trabajo es la construcción de una suicidología latinoamericana (fundadores de la ASULAC) y uruguaya que se nutre de la suicidología internacional, -como por ejemplo nuestra propia formación en el Instituto Karolinska de Suecia- y contar entre nuestros docentes con referentes del Instituto Estoniano-Sueco de Suicidología en Tallin, así como de la investigación local.


Cumplimos y compartimos la indicación de IASP:
“...pensar globalmente, actuar localmente...”



Regreso al contenido